Ir al contenido

Nuestros hornos no son como los demás

por Fagor
pirolitico (1)

Entre 2002 y 2014 más de un millón de personas eligieron comprar un horno Fagor. Si estás pensando en adquirir un horno nuevo podríamos decir eso de “tanta gente no puede estar equivocada” y dar por finalizado nuestro argumento de venta. Pero no queremos hacer eso. Preferimos contarte por qué ese millón y pico de personas optaron por uno de nuestros hornos cuando tuvieron que decidir entre nosotros y otros fabricantes. Preferimos hablar de las ventajas exclusivas de nuestro catálogo de hornos en limpieza, seguridad, salud, consumo o ergonomía.

Son tantas que hoy solo vamos a desgranar unas pocas.

¿Listo? ¿Lista? Perfecto, porque las próximas semanas vamos a conseguir que te enamores de nuestros hornos.

Para empezar, vamos a ponernos pirolíticos.

¿Sabes por qué?

Porque ningún horno del mercado se auto-limpia tan bien como los nuestros

El horno que se limpia solo. Uno de los deseos más frecuentes de cualquier persona que cocine habitual u ocasionalmente hace tiempo que en Fagor es toda una realidad. La pirólisis, la técnica que permite carbonizar los restos de comida y suciedad a muy alta temperatura para luego retirar fácilmente la ceniza, es la tecnología más útil del mercado para limpiar hornos sin esfuerzo y a muy bajo coste.

La ventaja exclusiva de la pirólisis Fagor es el diseño de la cavidad interior y de la puerta que, combinados, permiten conseguir un aislamiento total del interior. Al aprovechar el calor al máximo, se ahorra energía y, por lo tanto, dinero. Además, para que el horno quede totalmente limpio, nuestro diseño incorpora un esmalte especial y una contrapuerta full-glass, cuyo cristal cubre toda la superficie interior de la puerta, evitando las ranuras donde pueda acumularse la suciedad. ¿Quieres más? Tenemos más: somos la única marca del mercado cuyas guías laterales se limpian durante el proceso pirolítico, ya que han sido tratadas con un esmalte especial capaz de soportar sus altas temperaturas.

Y, como decía Súper Ratón, aún hay más: nuestros hornos cuentan con la función Auto-Pyro. ¿Qué significa? Que el horno calcula de forma automática el tiempo necesario para la autolimpieza, en función del grado de suciedad detectado.

Además, y para garantizar tu seguridad en todo momento, nuestros hornos tienen un cuarto cristal que mantiene segura la temperatura del exterior en todo momento. Mientras la suciedad se carboniza dentro, ni tú ni nadie de los tuyos corre el riesgo de quemarse al tocar el horno.

Y para que no haya ni humos ni olores en la cocina, nuestra gama de hornos pirolíticos incorpora un catalizador de vahos de paladio, capaz de producir una segunda combustión de las partículas residuales del aire que atraviesan el filtro de colmena, consiguiendo que el ambiente se mantenga totalmente limpio.

La pirólisis no solo es alta tecnología. Es alta tecnología con el mínimo consumo. Los hornos pirolíticos Fagor han alcanzado la clasificación energética A-20%, una categoría que certifica que consumen un 20% menos de energía que los clasificados con letra A. Combinan la precisión en el cocinado, con el ahorro de energía y el respeto por el medio ambiente.

En resumen… nuestros hornos pirolíticos ahorran costes, son frío por fuera por tu seguridad, no generan humos ni olores, limpian hasta las guías… ¿te has convencido ya de que no son como los demás?

Los comentarios están cerrados.