Ir al contenido

Así funcionan los hornos pirolíticos

por Fagor

Horno pirolíticoYa hemos hablado otras veces en el blog de los electrodomésticos del presente que parecen del futuro: por ejemplo, de la placa de inducción Totalium, que tiene memoria para recordar a qué temperatura debe cocer cada olla aunque la movamos de sitio y de Driron, el electrodoméstico que seca y plancha la ropa. Hoy hablamos de otro ejemplo de innovación tecnológica casi futurista: los hornos pirolíticos Fagor que ahorran la tarea más ingrata que conlleva cocinar al horno.

Exacto: limpiarlo.

¿Cómo puede un horno limpiarse solo?

Es más fácil de explicar de lo que puede parecer. Al activar la función pirólisis de un horno, éste se calienta hasta los 500º. Desde luego, mucho más de lo que haría falta para cocinar nada (a no ser que buscáramos salir en el Museo de la Comida Quemada) pero la temperatura necesaria para carbonizar los residuos de los alimentos que han quedado en el horno.

En eso consiste la pirolísis: en la carbonización de materia orgánica.

Una vez que la suciedad se ha convertido en ceniza el horno se apaga solo y a nosotros solo nos queda pasar un paño húmedo para retirar la ceniza. Así de fácil.

Sí, las guías y las bandejas también quedarán limpias. Así de cómodo.

¿Cuánto tarda el horno en limpiarse así?

Depende de lo sucio que esté puede tardar entre una hora y media y dos horas. Pero eso no significa que esta opción sea más cara que la limpieza tradicional.

Más ventajas de la tecnología pirolítica

Limpiar el horno frotando con productos de limpieza específicos (anti-grasas, limpia hornos etcétera) cuesta alrededor de 1,40 euros mientras que un ciclo de pirólisis no llega a los 0,40 céntimos.

O sea, que no solo es sencillo. También es económico.

Además, limpiar el horno de manera tradicional supone cierto grado de exposición a diferentes productos químicos. Con la pirólisis evitamos riesgos para la salud y cuidamos del medio ambiente.

Más ventajas: la tecnología pirolítica evita los malos olores y, usada con regularidad, mejora la eficiencia del horno.

¿Y es segura esta tecnología?

Nuestros hornos pirolíticos tienen opciones de pre-programación (eco, turbo y auto-pyro) y medidas de seguridad estándares. Están equipados con un acristalamiento extra para que el calor se quede dentro del habitáculo mientras éste se limpia, de manera que la puerta está fría al tacto. Para que no haya riesgos, cuando el horno alcanza los 300º la puerta se bloquea automáticamente.

No es el futuro. Es la tecnología con alma de Fagor.

Los comentarios están cerrados.