Ir al contenido

Fagor: 5 ventajas de tener lavavajillas (aparte de no fregar)

2016 septiembre 30
Comentarios desactivados
por Fagor
dishwasher-526358_1280

Sí, hoy queremos hablarte de las ventajas de tener lavavajillas dejando a un lado la más evidente: dejar de fregar. Aunque, quizá, sería más ajustado decir que, lo que queremos hacer, es ilustrar las ventajas derivadas de no tener que fregar. Si nunca has tenido este utilísimo electrodoméstico quizá te animemos a pensar en comprar uno en el futuro. En ese caso, no te olvides de consultar nuestro catálogo, claro. Tenemos los más eficientes y silenciosos, los lavavajillas A+++ de gama Effisilient.

Ventaja nº1: ordena

Ya tienes un montón de armarios en la cocina para guardar la vajilla limpia, ¿verdad? Pues, con un lavavajillas, tendrás un “armario” en el que guardar la vajilla sucia. Si no tienes lavavajillas tienes dos opciones cuando terminas de comer: dejarlo todo a la vista o fregarlo. Con un lavavajillas, puedes meterlo todo dentro y olvidarte hasta que tengas platos y vasos suficientes para ponerla en marcha. Una ventaja especialmente importante teniendo en cuenta que cada vez hay más cocinas compactas y un fregadero con cacharros sucios no es lo más atractivo del mundo.

Ventaja nº2: pasa de secar

No solo no tienes que fregar, es que no tendrás que secar. Deja el lavavajillas puesto por la noche después de la cena y cuando te despiertes por la mañana todo lo del día anterior estará seco, incluído lo que utilizaste para el anterior desayuno, por ejemplo. Listo para otro desayuno o para ir directamente al armario.

Ventaja nº3: ahorra

Lo dicen todos los estudiosLavar a mano es más costoso que hacerlo a máquina. A pesar de que comprar un lavavajillas puede parece un gasto orientado exclusivamente a la comodidad en el hogar no lo es. También es una herramienta eficaz para mejorar los rendimientos del hogar y ahorrar dinero cada mes.

Ventaja nº4: olvídate de limpiar un montón de cosas

Herramientas de jardín, botas de agua, gorras, cepillos de plástico, ¡patatas!, filtros de aire de la cocina… hay montones de cosas que puedes limpiar en el lavavajillas. Piensa en él como en un aparato que lava, simplemente. Mientras el material sea apropiado para soportar las temperaturas del interior, puedes meter lo que quierasAquí tienes unas cuantas ideas.

Ventaja nº5: facilítate la comida del trabajo

¿Sueles comer en el trabajo? ¿Usas fiambreras? Si lo haces sabrás que limpiar estos -u otros- recipientes de plástico es muy trabajoso y que, por mucho que se laven, casi siempre queda algo de grasa en ellos. El plástico se lava mejor a altas temperaturas así que, a no ser que quieras quemarte las manos bajo el grifo, el lavavajillas es el lugar ideal para los tuppers.

Ventaja extra para los más cocinillas

Si te gusta la cocina creativa… podrás hacer experimentos como cocinar en el lavavajillas. Si ya lo has hecho o si lo pruebas y te da buen resultado, cuéntanos cómo te ha ido en nuestro Twitter o nuestro Facebook.

Carta abierta de tu frigorífico

2016 septiembre 23
Comentarios desactivados
por Fagor
sad-fridge

Cómo están los electrodomésticos. Primero fue tu lavavajillas el que quiso mandarte nada menos que una carta y ahora es la nevera la que se ha puesto en plan Miguel Strogoff. ¿Será por envidia? ¿Será algún tipo de enfermedad vírica que pronto afectará a la tostadora o a la licuadora? ¿Qué querrá decirte ese sufrido electrodoméstico que enfría y congela día y noche para ti? Lo mejor es que leas y lo compruebes.

“Qué hay,

Iba a empezar con algo más formal tipo “estimado” o “querido”, pero con los años que llevo en tu cocina me ha parecido raro. Disculpa si parezco poco serio. La verdad es que me siento algo ridículo haciendo esto. De hecho, le puse muchas pegas al lavavajillas cuando se empeñó en recordarte cómo funciona y cómo sacarle el mejor provecho con una carta, nada menos. Y sin embargo, aquí me tienes, haciendo lo mismo.

En realidad, lo que quiero decirte es muy sencillo. Más que decirlo me gustaría preguntarlo. Porque por más vueltas que le doy no encuentro respuesta.

¿Te parece que soy un armario?

Vale, tengo -admitámoslo- cierto parecido con un armario, pero tú también tienes cierto parentesco con ellos y no te digo nada. Soy muy superior a un armario. ¿Qué pasa con el agua si la dejas en una botella en un armario en pleno agosto? Que no podrás tomar un trago, eso es lo que pasa. Yo puedo mantenerla fría durante meses. ¡Años! Puedo solidificarla, por el amor de dios. Y, sin embargo, aquí estoy, siendo tratado como un vulgar escobero en el que lo mismo se mete un balde para fregar que unos trapos viejos.

¿Sabes que no todos los alimentos tienen que pasar directamente de la bolsa del supermercado a mis estanterías, verdad? ¿Repasamos de nuevo el listado de los que deberían ir al trastero, a los armarios o a donde sea que quieras ponerlos para que estén en su punto cuando te los comas y a mí no me den trabajo extra? ¡Luego te quejarás de los consumos de luz! Pero cómo van a bajar si usas mal tus electrodomésticos y me sobreexplotas!

A ver, presta atención porque vamos a repasar juntos todo lo que se conserva perfectamente en un lugar fresco y seco COMO UN ARMARIO. Tomates, pan, aguacates, cebollas, ajos, patatas, quesos secos, frutos tropicales, albahaca, miel, aceite, chocolate, café y, por supuesto porque ya no sé ni las cosas que he visto, harinas, cereales y azúcar. Hazme caso, con el frío el café y el chocolate pierden aroma, la miel se cristaliza y pierde propiedades, los aguacates se ponen negros y duros, las cebollas se ponen mohosas… ¿tengo que seguir?

Esperemos que no. Y que me creas. Al fin y al cabo, no me gusta alardear pero, ¿hay alguien en tu cocina que trabaje más que yo? Ya te contesto yo: no lo hay. La lavadora pone unas cuantas coladas a la semana y parece que el sol se pone con ella. El lavavajillas no hace más que recoger alabanzas, que si cómo te soluciona la vida, que si qué poco gasta. ¡Y apenas trabaja una vez al día! Yo trabajo día y noche, noche y día, sin descanso, sin un minuto de stand by o esas porquerías modernas.

A cambio, no pido que se me limpie cada día como a la inducción a la que no dejas de mirar como si fuera el primer electrodoméstico inventado. Pero un poco de respeto a las canas. Mis antepasados estaban trabajando en la cocina de tu abuela cuando el microondas ni siquiera había nacido. Merezco que me creas cuando te digo que me duele ver cómo añades tomate frío a la ensalada o dejas que la albahaca se ponga mustia en mis estantes.

Úsame bien. Disfruta de lo que comes. Ahorra.

Y, de vez en cuando, recuerda que también a mí me gusta estar como los chorros del oro.

Atentamente,

Tu frigorífico”

Cómo organizar tu casa (para novatos)

2016 septiembre 16
Comentarios desactivados
por Fagor
orden

La semana pasada hablábamos de las 5 preguntas clave a la hora de tirar. Cuestiones que podrían ayudarte en caso de que seas una persona que tiende a acumular cosas y luego echa de menos más espacio en casa. Esta semana también queremos echar algo. En concreto, queremos echar un cable a las personas que tienen dificultades para organizar su casa.

No hace falta que llegues a ser como esta mujer, una “aconsejadora” profesional que tiene la fama de ser la mujer más organizada de los Estados Unidos y que te enseñará a organizar tu maletero como si fuera a pasar una inspección de Sanidad, de Hacienda y del CSI. Pero si te gustaría tenerlo todo más ordenado y no sabes por dónde empezar, este es tu post.

De los autores de organizar la colada (para novatos), mudarse de casa (para novatos) y hacer la compra (para novatos), llega organizar la casa (para novatos). Aviso: todas las anteriores valen también para novatas, ¡por supuesto!

Primero, lee el post de la semana anterior

¿Por qué empezamos con autobombo? Porque lo más importante para tener una casa organizada, no perder el tiempo cada vez que queremos encontrar las llaves para salir y vivir de manera más confortable es no tener muchas más cosas de las que necesitamos. Ni siquiera en una casa grande -y la mayoría de las nuestras no lo son tanto- podría entrar todo lo que compramos o adquirimos durante toda una vida. Lo más importante es tener lo que necesitamos. No más. Ejemplo visual: imagina tu armario tan lleno de ropa que todo está apelotonado o en varias filas y no sabes dónde está cada cosa. Y después imagina que se parece a las estanterías de una tienda o un vestidor, con todo a la vista. En el segundo caso, tienes menos ropa pero es más fácil que te pongas toda la que tienes porque la ves. Es paradójico pero lo cierto es que si donas o tiras ropa, disfruta de la sensación de tener más ropa. “Haz compras” en tu armario, ¡te gustará!

Segundo, intenta que cada cosa vaya en su habitación

Lo ideal, es que las cosas de la cocina estén en la cocina; las del baño en el baño; las del dormitorio en el dormitorio… y así. Será muchísimo más sencillo recordar dónde va cada cosa. ¿Tienes las toallas de invitados en tu dormitorio porque no caben en el baño? Plantéate si no será que el baño está lleno de un montón de cosas que no necesitas, como toallas viejas, medicamentos caducados o mil champús que no necesitas. Si ya lo has hecho y sigues echando de menos algo de espacio, ve al siguiente punto.

Mira a los lados, hacia arriba, a las puertas…

Espacios que no parecen adecuados para guardar cosas pueden serlo. Las puertas pueden valer para colgar, la parte de arriba de las paredes puede albergar estantes, los armarios que no llegan hasta el suelo pueden ocultar cajas, bajo las camas podemos tener la ropa de otras temporadas bien organizada… Se trata de hacer un ejercicio que resultará más sencillo cuantas más veces lo hagas: Mira a cada habitación como si fuera la primera vez que la vieras.

Objetivo: no ordenar nunca

¿Te has fijado en algo que tienen en común las personas organizadas? No importa cuándo vayas a su casa, nunca encontrarás un desastre de cosas tiradas por todas partes. No es porque se peguen palizas ordenando a deshoras, no es porque tienen un truco secreto para alargar los días y que les dé tiempo a todo. Es porque, por lo general, no desordenan. Si quieres aprender a llevar tu día a día mejor, fíjate en lo que hace cuando llegan a casa. Los zapatos van al zapatero o se quedan secando en un recibidor que tiene un sitio para ello. Las llaves van al bol o al llavero que hayan puesto en la pared, por ejemplo. Abren las cartas del buzón y las ordenan casi al momento (lo que no interesa, al cubo del papel; las revistas, al revistero…). No dejan el bolso o la mochila o la maleta de viaje en medio del pasillo y van sacando las cosas durante las siguientes dos semanas. ¿Sabes por qué? Te contaremos un secreto: la mayoría de esas personas odian perder el tiempo buscando cosas e incluso ordenando.

Responsabilidad y amabilidad

Como todo en la vida, la organización tiene un factor emocional muy importante. Tienes que pensar en los beneficios que te reportará para animarte a ponerte con la tarea de organizar tu vida. En parte, se trata de una cuestión de madurez, ya que hablamos de aceptar que hay algo que no haces de la manera que más te conviene y de poner remedio. Por tanto, la responsabilidad es clave. Pero también lo es la amabilidad: esfuérzate tanto en mejorar para ti como en perdonarte y ser amable contigo cuando no cumplas un objetivo particularmente exigente o difícil. La vida es un aprendizaje continuo y se trata de disfrutarla lo máximo.

¡Ah! Tendrás que gastar algo de dinero

Si no eres particularmente organizado u organizada, seguramente necesitarás alguna pequeño inversión para serlo. Te harán falta quizá perchas, cajas, cestos, carpetas… puedes encontrarlos en todo tipo de tiendas y en una amplísima gama de precios. Puedes darte el capricho de comprarlos más bonitos pagando algo más pero no pienses que es estrictamente necesario: seguramente, incluso en el bazar de tu barrio en el que siempre compras pilas o artículos de broma tendrás todo lo que necesites.


¡Suerte y ánimo!

Aprender a tirar: las 5 preguntas clave

2016 septiembre 9
Comentarios desactivados
por Fagor
tirar cosas

¿Quieres empezar el curso dándole un nuevo aire a tu casa? ¿Te mudas y tienes que minimizar el número de cosas que vas a llevar de un sitio a otro? ¿Te cansa tener cosas por todas partes? ¿Tienes más de lo que crees que te conviene o puedes guardar? ¿La limpieza de casa se complica porque tienes demasiadas cosas? ¿Quieres darle un aire más minimalista a tu hogar? Puede haber muchas razones por las que estés pensando que necesitas aprender a tirar. Hay gente que parece saberlo de manera natural y que no encuentra nada más asombroso que el síndrome de Diógenes. Pero para muchas otras personas tirar es, como casi todo en la vida, un aprendizaje. Si es tu caso, bienvenido al blog de Fagor donde los expertos en electrodomésticos y hogar vamos a enseñarte las 5 preguntas clave para aprender a tirar.

¿Lo usas?

Sea lo que sea, si no lo usas, lo más razonable es que te deshagas de lo que sea que tengas en mente mientras lees esto. Naturalmente, la definición de no usarlo cambia en cada producto. Puede hacer medio año desde que no te pones unas botas de agua porque no es temporada de lluvia, pero si llevan muertas de risa dos años en el armario, es hora de deshacerte de ellas. Si eres de las personas que tienen verdaderas dificultades para aprender a tirar la pregunta que queremos hacerte es… sinceramente, ¿hace cuánto que no lo usas?

Pues eso.

¿Funciona?

Otra pregunta clave. ¿Tienes en casa objetos que hace tiempo que no tienen uso porque están estropeados? ¿Llevas meses pensando que vas a llevar esos zapatos a arreglar? Dos opciones: meterlos ahora mismo en una bolsa para llevarlos al zapatero o añadirlos al montón de cosas que no quieres. Lo mismo te decimos de esa antigua tostadora o esa licuadora a la que seguramente no le pasa gran cosa y a la que le tienes cariño. Tírala y mira en nuestro catálogo de minidomésticos la mejora que puedes añadir a tu vida si te compras otra.

¿Lo comprarías ahora?

Otra buena pregunta. Mira a ese objeto con el que tienes dudas y pregúntate si es algo que ahora comprarías. Que en su día te gustara algo no quiere decir que tenga que gustarte toda la vida. Los gustos evolucionan, las personas cambiamos de estilo de vida y de gusto y si aplicas un principio de nostalgia a cada cosa que alguna vez te gustó jamás podrás tirar nada y te espera un futuro en el que más vale que tengas mucho, pero mucho espacio. Pregúntate si no preferirías algo que realmente te gusta y tira eso que tienes en mente.

¿Te está bien?

Cuando mires a tu armario, esta es una gran pregunta. Sí, todavía te gustan esos pantalones que compraste hace cinco años. Pero, ¿te están bien? Si la respuesta es no, ¿qué hacen ocupando el lugar de una prenda que podría hacerte feliz cada vez que te la pusieras?

¿Está online?

Una última pregunta clave en el tiempo y el mundo en el que vivimos. ¿Tienes una colección de CDs o de DVDs o de libros que no te puedes permitir o que, simplemente, ocupa mucho espacio y te genera molestias de limpieza o de falta de sitio? ¿Por qué no te deshaces de todo lo que no tenga un enorme valor personal? Quédate con esos libros firmados por sus autores y autoras, si te hace ilusión y pásate a la música y las películas en streaming. O, si no quieres quedarte sin una copia física de la música, por ejemplo, grábala en un disco duro o en un ordenador. Y lo mismo con los DVDs. Puedes reemplazar metros y metros y metros de objetos físicos sin perder absolutamente nada del placer que te dan. Recuerda que vivimos cada más en la época de los servicios, no de los productos.

Lo que queremos decir cuando decimos “tirar”

Desde luego, no queremos decir que todo lo que hemos mencionado tenga que ir a la basura. Hablamos también de donar, vender o regalar. Cuando vayas a tirar examina bien lo que tienes entre manos.

Si son prendas de vestir o ropa de cama etcétera puedes acudir a los contenedores municipales para esta clase de objetos o a las ONG que los gestionan. Los objetos voluminosos y los aparatos eléctricos y electrónicos suelen recogerlos los servicios municipales de basura y lo que sobre en tu botiquín particular porque está caducado tienes que llevarlo al punto SIGRE más cercano. La comida caducada sí tiene que ir a la basura, pero si has localizado comida con la fecha de caducidad en regla que, simplemente, no vayas a consumir no la tires sin asegurarte de que no hay un Banco de Alimentos o alguna otra organización que lo vaya a usar.

En Fagor, nos tomamos en serio la Responsabilidad Social Corporativa

2016 septiembre 2
Comentarios desactivados
por Fagor
Taller en la Estropatada 2016

Por eso, a lo largo del año colaboramos con personas y asociaciones que trabajan en el ámbito de la acción social y tratan de tener un impacto positivo en su entorno. Nuestra intención es seguir haciéndolo los próximos años porque sabemos que un proyecto empresarial solo funciona si está profundamente vinculado a la satisfacción de sus trabajadoras, de sus clientes, de sus proveedores… en resumen, de la sociedad de la que emana y a la que se debe. Ese es el motivo por el que el nuevo Fagor, desde que comenzó su andadura hace todavía muy poco colabora con distintas iniciativas y asociaciones.

Las repasamos, para que puedas conocerlas en profundidad, ya que uno de nuestros objetivos es difundir su labor lo máximo posible.

Leer más

En Fagor somos expertos en ti, ¿sabes lo que significa?

2016 agosto 26
Comentarios desactivados
por Fagor
expertos en ti

Expertos en ti. Es lo que somos en Fagor. Expertos en lo que te hace la vida más cómoda. Más confortable, más sostenible, más orientada a tu bienestar. Por eso hacemos electrodomésticos más silenciosos, más económicos y más eficientes que, al mismo tiempo, consumen menos recursos y energía. Como verás si sigues leyendo, dedicamos muchas horas a reflexionar sobre hogar y estilos de vida. Y los electrodomésticos que tanto te gustan son el resultado de esa reflexión.

Por ejemplo…

Sabemos que las campanas de cocina tienen que hacer el menor ruido posible porque mucha gente tiene ahora cocinas abiertas al salón o a otros espacios de la casa. Por eso, hemos creado el motor Green Force, que es más eficiente y silencioso de lo que puedas imaginar. Por eso tenemos hornos pirolíticos que catalizadores de palacio que producen una segunda combustión de las partículas residuales del aire que atraviesa el filtro de la colmena y consiguen que el ambiente se mantenga totalmente limpio.

Sabemos que los frigoríficos tienen que ser espaciosos porque la compra tiende ahora a ser semanal y no diaria. Por eso los nuestros tienes cestones HUGE Box que te ahorrarán problemas a la hora de almacenar productos frescos.

Sabemos que la gastronomía pasa cada vez más por la salud y que incorporar criterios nutricionales es indispensable a la hora de cocinar. Por eso, asesorados por Eneko Atxa, nuestro embajador de marca, cocinero 3 estrellas Michelín y flamante Premio Nacional de Gastronomía, hemos creado licuadoras que evitan temperaturas altas y mantienen todas las propiedades de la fruta y de la verdura. Por eso tenemos hornos Combisteamer que combinan calor y vapor en el cocinado para dar un toque tostado tradicional y jugoso a los alimentos, que se vuelven más digeribles por una mayor gelatinización del almidón.

Sabemos que el trabajo fuera de casa es ahora una realidad para hombres y para mujeres y que las tareas del hogar deben requerir el menor esfuerzo posible, para que todos y todas podáis disfrutar de más tiempo con la familia y las amistades o para actividades lúdicas y de ocio. Por eso hacemos electrodomésticos que facilitan la vida: hornos que se limpian solos gracias a la función pirólisis o que facilitan la tarea al máximo gracias al AquaSliding. Por eso tenemos función reducción de tiempo y programas de lavado corto en nuestras lavadoras. Intentamos pensar en cada detalle para que no pierdas tiempo: diseñamos placas vitrocerámicas o de inducción con función booster para un extra de potencia rápido y lavadoras con programas especiales antiarrugas para que inviertas el menor tiempo posible en planchar camisas.

Sabemos que son los pequeños detalles los que suman bienestar y nos fijamos en todos, para estar a la altura de tus exigencias. ¿Cuántas veces has llegado a casa con la compra y te ha molestado no tener un refresco frío? ¿Cuántas veces hubieras deseado acordarte de meter la bebida en el frigorífico mucho antes y no cuando los invitados tocan el timbre? Porque sabemos que esas cosas importan hacemos frigoríficos con función superrefrigeración para un aporte extra de frío.

Sabemos que hace tiempo que los edredones pasaron a ocupar un espacio central en la ropa de hogar. Ya no hacemos la cama sumando una manta tras otra cuando hace frío. Lo que significa que hay que lavar grandes piezas. Para evitar viajes a la tintorería en Fagor tenemos lavadoras con maxitambor de 64 litros y programa especial para piezas grandes. Los mejores resultados de lavado en piezas XXL como edredones, cortinas o mantas.

Sabemos que el medio ambiente es una preocupación cada vez mayor, que reciclar se ha convertido en un gesto diario e indispensable. Que, afortunadamente, hay cada vez mayor y mejor conciencia ambiental. Por eso trabajamos con los más exigentes estándares de calidad medio ambiental, usamos vidrio ecológico, tenemos electrodomésticos AAA+ o hacemos calderas que reaprovechan el calor de la combustión, por ejemplo.

Ya ves que…

…cada detalle de nuestros minidomésticos, electrodomésticos y línea de confort está pensando para ti. Lo decimos a menudo pero queremos decirlo una vez más. Todo lo que sabemos de hacer aparatos para el hogar lo hemos aprendido escuchándote. Por eso, si tienes algo que decirnos no lo dudes. Estamos para eso.